Yamaha dispuesta a hablar sobre la descongelación de motores si hay más carreras

Yamaha dispuesta a hablar sobre la descongelación de motores si hay más carreras

Yamaha cuenta este año con un nuevo líder dentro de su proyecto en MotoGP, Takahiro Sumi, un ingeniero japonés que hasta el año pasado era el responsable de desarrollo del chasis de la Yamaha YZR-M1. La nefasta temporada que completó la fábrica de Iwata en 2018 tuvo como resultado una purga a nivel organizativo que se llevó por delante a Kouichi Tsuji para que Sumi adoptara su nuevo rol como ‘project leader’.

A pesar de que 2019 no está siendo tampoco un año brillante para Yamaha, tanto Maverick Viñales como Valentino Rossi se han dado cuenta de que algo ha cambiado dentro del box del equipo japonés con la llegada de Takahiro Sumi, que ha impuesto una nueva filosofía de desarrollo con vistas a 2020, un año en el que Yamaha no puede fallar. 

«Después de la desastrosa temporada del año pasado teníamos que cambiar algo», reconoce Sumi en una entrevista reciente ofrecida a Speedweek.com«No sólo la moto, también nuestro modo de pensar en términos de desarrollo. Hemos cambiado muchas cosas pequeñas. La moto no es tan diferente, pero Yamaha es distinta.Usamos cada recurso para desarrollar una moto más competitiva y salir el próximo año de esta crisis. Se lo hemos explicado así a nuestros pilotos, y han entendido nuestros planes de futuro».

En Yamaha saben perfectamente cómo y cuándo empezaron sus problemas en MotoGP. Fue a finales de 2016, cuando la salida de Jorge Lorenzo coincidió con la entrada de Michelin un año antes y la imposición de una electrónica única en la categoría reina: «Cuando los neumáticos y la electrónica cambiaron en MotoGP, tuvimos problemas de desarrollo. No puedes solucionar 20 problemas de golpe, así que nos estamos centrando en los más importantes», resume el líder del proyecto MotoGP de Yamaha.

«Ahora estamos contentos por tener siempre los mismos neumáticos. De ese modo podemos centrarnos en nuestros problemas. Si Michelin estrena dos nuevos neumáticos el año que viene, entonces tendremos que ver con cuidado cómo afectan a nuestra moto« asegura Sumi en relación a los dos nuevos neumáticos que los pilotos de MotoGP probaron en el último test de Misano y que Michelin introducirá en 2020.

valentino rossi

A la pregunta de si Yamaha vería con buenos ojos la posibilidad de introducir una actualización de motor a mitad de temporada, el ingeniero japonés responde que «el hecho de que el desarrollo del motor esté congelado durante el año tiene sus ventajas y desventajas. Si se permite una actualización, entonces se incrementa el problema de los recursos. Por eso no es algo que hayamos discutido y por eso no se ha cambiado el reglamento. Pero si aumentara el número de carreras en el futuro, es algo sobre lo que podríamos hablar«.

En Yamaha tampoco quieren volverse locos con el desarrollo de su M1, por eso descartan cambios radicales dentro del reglamento que reduzcan todavía más el peso o permitan añadir más cilindros al motor, a pesar de que las Superbikes siguen avanzando a pasos de gigante y cada vez están más cerca a nivel de prestaciones de una MotoGP: «Es natural que el peso de una MotoGP y una Superbike difieran tan poco. La principal diferencia entre esta motos radica en la potencia del motor, no en el peso del chasis. El motor y el chasis son los que aportan casi todo el peso. No queremos hacer cosas extrañas, así que no vemos problemas con el reglamento actual».

Por último, preguntado por los problemas que Maverick Viñales arrastra en las salidas, Sumi cree que «en comparación al principio de la temporada, ahora arranca muy bien. Ha aprendido a usar el embrague y el motor, además de ajustarle la configuración de la electrónica«, finaliza el líder del proyecto MotoGP de la fábrica de Iwata.