Verstappen consigue en Hungría su primera Pole en F1; Sainz 8º

Verstappen consigue en Hungría su primera Pole en F1; Sainz 8º

Max Verstappen ha conseguido la Pole Position en la sesión de clasificación del GP de Hungría de la temporada 2019 de Fórmula 1. El holandés ha superado a Valtteri Bottas por apenas 18 milésimas. Lewis Hamilton saldrá tercero. Ferrari se ha quedado a medio segundo: Charles Leclerc cuarto, Sebastian Vettel quinto.

La del Hungaroring es la primera Pole de Verstappen como piloto de Fórmula 1. No es una cualquiera, porque la dificultad para adelantar otorga al holandés una oportunidad de oro de sumar una nueva victoria y recortar distancias con los Mercedes en la clasificación del Mundial. 

McLaren se ha erigido como la fuerza dominante de la zona media, con Lando Norris y Carlos Sainz en séptimo y octavo lugar respectivamente. El español se ha quedado a 52 milésimas de su compañero. Romain Grosjean y Kimi Räikkönen han completado el Top 10.

Los favoritos llegaban a la sesión de clasificación más que igualados. Lewis Hamilton había sido el más rápido en los Libres 3, pero su margen de 53 milésimas sobre Max Verstappen y 82 sobre Sebastian Vettel complicaba hacer una lectura clara de la situación. Existía la percepción de que Mercedes estaba ligeramente por delante, pero a Red Bull se le daban bien las curvas del Hungaroring y Ferrari aún podía extraer un poco más del SF90 si acababa de afinar sus reglajes. 

Las incógnitas no eran nuevas, sino que se arrastraban del viernes. La lluvia condicionó los Libres 1 y desvirtuó los Libres 2. El Gran Premio no transcurría por el patrón lógico habitual y había margen para la sorpresa. La previsión meteorológica había mejorado y la probabilidad de una cronometrada sobre mojado había caído al 20%. 

McLaren se perfilaba como la fuerza dominante de la zona media. Lando Norris había dominado los últimos entrenamientos con un colchón de medio segundo sobre el Alfa Romeo de Kimi Räikkönen, un margen sorprendente que redoblaba las opciones de los MCL34. Carlos Sainz, noveno en esa sesión, perseguía una nueva Q3 desde la que continuar su buena racha de resultados. 

hungria-clasificacion-2019-f1-soymotor.jpg

La Q1 comenzó con una temperatura ambiente de 23ºC y la pista en 43ºC. 

Los primeros coches en salir fueron los Williams y el Racing Point de Lance Stroll. Los Toro Rosso y Alfa Romeo se les unieron al cabo de un par de minutos, como también el McLaren de Carlos Sainz. 

Los Mercedes y los Ferrari despertaron en el minuto 4. Instantes después se les unió Max Verstappen con el Red Bull. Como todos los demás, los cinco favoritos se decantaron por el neumático blando. 

Charles Leclerc se puso en cabeza con un 1’16″337, con Sebastian Vettel a 244 milésimas con un 1’16″581. Valtteri Bottasy Lewis Hamilton se inmiscuyeron entre los dos Ferrari con un 1’16″501 y 1’16″563 respectivamente.

El último en cerrar el primer intento fue Max Verstappen, que asumió el liderato con un 1’15″817. El Red Bull se benefició de la evolución de la pista para sacarle medio segundo al primer Ferrari. 

Leclerc cometió un error en su segundo intento. El monegasco trompeó en la última curva y golpeó las barreras. Regresó a boxes con el endplate derecho del alerón trasero roto. La Scuderia le sustituyó la ala. Su registro bastó para superar el corte. 

Bottas y Hamilton bajaron a 1’16″078 y 1’16″345 respectivamente, aunque al final Lewis le superó con un 1’16″068, Valtteri con un 1’16″078. Vettel encontró una décima para ponerse quinto con un 1’16″452. La segunda vuelta de Verstappen no fue buena. Tampoco mejoró por razones obvias. 

La gran sorpresa del primer stint era George Russell, que estaba fuera de la zona de eliminación. El británico de Williams era decimocuarto con un 1’17″460, un segundo más rápido que su compañero Robert Kubica.

Los últimos minutos estuvieron marcados por una mejora notable de la pista, visible en el hecho que Kevin Magnussen se quedó a tan sólo tres décimas del tiempo que el líder Max Verstappen había hecho en los primeros compases.

Russell se aupó hasta el noveno puesto tras su último giro, pero sus rivales mejoraron más. El Williams cayó eliminado como el decimosexto coche, a tan sólo cinco centésimas del corte. 

La nota negativa, la eliminación de Sergio Pérez y Daniel Ricciardo. El mexicano y el australiano se molestaron en la última curva y no pudieron completar una última tentativa en condiciones. Lance Stroll y Robert Kubica completaron la lista de caídos.

george-russell-williams-hungria-2019-f1-soymotor.jpg

La Q2 empezó con una temperatura ambiente de 24ºC y la pista en 45ºC. 

Los seis coches de los equipos punteros se decantaron por el neumático medio en busca de una ventaja estratégica para la carrera. También Leclerc, que rodó desde la bandera verde ya recuperado de su accidente en la criba anterior. 

Lewis Hamilton firmó un 1’15″548 y aguantó la primera posición por tan sólo 25 milésimas ante Max Verstappen, que cerró su vuelta medio minuto después que el piloto de Mercedes. Valtteri Bottas era tercero con un 1’15″669.

Ferrari era entonces el tercer equipo. Charles Leclerc cuarto con un 1’15″807, ligeramente por delante de Sebastian Vettel –1’15″885– para confirmar que no había perdido velocidad tras el golpe. Pierre Gasly, ocho décimas más lento que su compañero.

Carlos Sainz marcaba el corte con un 1’16″625 pendiente del segundo y definitivo envite. El madrileño era seis décimas más lento que su coequipero Lando Norris, líder de la zona media con la superioridad que arrastraba desde los Libres 3.

Sainz volvió a pista a tres minutos del final con otro juego de blandos en busca del pase. Sus rivales eran los dos Toro Rosso –empatados a la décima con él–, los dos Alfa Romeo y el Haas de Kevin Magnussen.

El madrileño capeó la presión. No sólo fue más rápido que quienes amenazaban su Q3, sino que con un 1’16″308 se puso séptimo a dos décimas de su compañero. 

Los eliminados fueron Nico Hülkenbergcon el Renault, Alexander Albon y Daniil Kvyat con los Toro Rosso, Antonio Giovinazzi con el Alfa Romeo y Kevin Magnussen con el Haas.

sainz-mclaren-hungria-2019-f1-soymotor.jpg

La Q3 empezó con una temperatura ambiente de 24ºC y la pista en 44ºC. 

La pelea por la Pole Position tuvo como contendientes a los dos Mercedes, los dos Ferrari, los dos Red Bull, los dos McLaren, el Haas de Romain Grosjean y el Alfa Romeo de Kimi Räikkönen.

Los Mercedes salieron a pista con la bandera verde. Los Red Bull esperaron medio minuto, los Ferrari un minuto. Las nubes ganaron presencia y la temperatura del asfalto bajó rápidamente a 39ºC. 

Lewis Hamilton comenzó con un 1’15″146, pero Valtteri Bottas le superó por una escasa centésima con un 1’15″136.

Los Ferrari volaron el primer parcial, pero sufrieron mucho en el segundo. Justo al contrario que Max Verstappen, que cuajó una vuelta sublime para asaltar la Pole Position provisional con un 1’14″958.

Verstappen tomaba así la delantera con 178 milésimas sobre Bottas y 188 sobre Hamilton. Los SF90 estaban a casi cuatro décimas: Sebastian Vettel cuarto en 1’15″346, Charles Leclerc quinto en 1’15″437.

McLaren sostenía el cetro de la zona media tras el primer intento. Lando Norris era séptimo y Carlos Sainz octavo con un 1’16″386 y un 1’16″774 respectivamente. El británico volvía a estar a otro nivel, pero el español tenía otras tres décimas con Räikkönen y Grosjean. Los cuatro con blandos usados. Los nuevos, para el segundo envite.

Cuando faltaban dos minutos para el final, los pilotos atacaron el circuito en busca de la Pole Position. 

Verstappen paró el cronómetro en 1’14″572 para anotarse la Pole del GP de Hungría, su primera como piloto de Fórmula 1 y la primera de Honda desde su retorno. Bottas se quedó a tan sólo 18 milésimas con un 1’14″590. 

Hamilton hizo un 1’14″769 para ser tercero, aunque a prácticamente dos décimas del holandés que amenazaba con convertirse en protagonista inesperado en el Mundial. 

Leclerc fue cuarto en 1’15″043 y Vettel quinto en 1’15″071. Los Ferrari se quedaban de este modo a 471 milésimas del Red Bull, una ventaja mayor de lo que parecía en los entrenamientos. 

Pierre Gasly fue sexto con un 1’15″450. El francés fue 878 milésimas más lento que su compañero, incapaz de revertir la tendencia de la temporada.

McLaren dominó la zona media. Lando Norris fue séptimo, pero su 1’15″800 fue tan sólo 52 milésimas mejor que el registro de un Carlos Sainz que fue de menos a más perjudicado por un problema de balance. Romain Grosjean y Kimi Räikkönen completaron el Top 10.

verstappen-pole-hungria-2019-f1-soymotor.jpg

CLASIFICACIÓN