Quartararo, «rookie» de MotoGP, desvela por qué de su apodo «El Diablo»

Quartararo, «rookie» de MotoGP, desvela por qué de su apodo «El Diablo»

Con paso firme, Fabio Quartararo, ha irrumpido en la categoría reina para no dejar indiferente a nadie. Con tan solo 20 años el piloto del Petronas Yamaha ya se postula como firme candidato para convertirse en el rookie de esta temporada.

A partir de una entrevista realizada para AMV el piloto francés cuenta cómo afronta la segunda parte de la temporada. Quartararo dice estar muy satisfecho con las carreras disputadas hasta el momento, donde ha conseguido tres poles y un podio. Y no solo eso, sus buenos números en la categoría reina lo han llevado a convertirse en el piloto más joven de la historia en conseguir una pole, arrebatándole, así este récord a Marc Márquez. Sin embargo, el mismo confiesa que los récords  no son algo en lo que haya que poner el interés ya que, “hay que concentrarse en los objetivos reales, que principalmente son aprender mucho y conseguir buenos resultados”.

Es por eso que no considera estar quemando etapas “sino que hemos ido poco a poco”.  El balance de la primera parte de la temporada es muy positiva en general, ya que hasta Alemania (novena carrera) no llego su primer error. Sus 6 top 10 y las cinco carreras que ha partido desde primera línea le avalan como uno de los pilotos punteros de la parrilla.

¿Ídolos o rivales?

Algunos de sus ídolos de la infancia ahora han pasado a ser sus rivales, como es el caso de Valentino Rossi.»Rodar con Valentino  es un placer, pero en la pista es la guerra». De la misma manera que pasa al contrario, gracias a sus buenos resultados ahora me ven como un rival y no como un piloto que llega de Moto3 o Moto2”.

Para Fabio cada carrera es diferente por lo que cada una se prepara de forma distinta. Depende “de cómo hayan ido las cosas el viernes y el sábado ya sabremos, más o menos, en qué posición podremos luchar viendo los ritmos de los rivales y mis sensaciones sobre la moto. Dependiendo de todo esto, lo afrontamos de una manera o de otra. En general, desde el viernes por la tarde sabemos más o menos cómo preparar la carrera”.

Lo que no cambia es la rutina de concentración antes de un Gran Premio. El piloto francés afirma tener mucho estrés, que intenta controlar a través de la música o con bromas hacia sus mecánicos. “no me gusta estar mucho tiempo concentrado en el camión o en el box. Cuando estamos en la parrilla y me pongo el casco tres minutos antes de salir, es ahí donde realmente me tengo que concentrar y no mucho tiempo antes”.

Quartararo