Márquez reta a Hamilton a un «cara a cara, primero en un F1 y después en moto»

Márquez reta a Hamilton a un «cara a cara, primero en un F1 y después en moto»

En el mundo del Motorsport es habitual que pilotos de dos y cuatro ruedas intercambien de vez en cuando sus disciplinas por puro entretenimiento. En los últimos años hemos visto a pilotos de MotoGP como Valentino Rossi, Jorge Lorenzo, Marc Márquez y Dani Pedrosa probar suerte a los mandos de un Fórmula 1, especialmente en el caso del piloto italiano, cuya destreza al volante del Ferrari de F1 generó una oleada de rumores sobre su posible cambio al mundial de monoplazas. Más recientemente, Andrea Dovizioso compitió en una prueba del DTM con un Audi RS5 de más de 500 cv de potencia.

En el otro lado del campo, el de los pilotos de F1, también hemos sido testigos de la destreza de Michael Schumacher al manillar de una Honda Fireblade -inclusó llegó a correr alguna prueba del IDM Superbike-. Fernando Alonso también se atrevió con la RC213V de Marc Márquez durante una exhibición del Honda Thanks Day en Motegi, y hace sólo unos meses vimos a Lewis Hamilton completar una jornada de tandas libres junto a los pilotos del Crescent Racing Yamaha en el Circuito de Jerez a los mandos de una Yamaha R1.

De momento todos estos test se han realizado de forma independiente, pero ahora Marc Márquez tiene ganas de protagonizar un enfrentamiento directo con el piloto británico de Mercedes para ver quién sería más rápido sobre dos y cuatro ruedas. Así lo ha revelado el piloto de Cervera durante una entrevista ofrecida al Daily Mail. «Por supuesto, ¡sería interesante!«, responde Márquez a la pregunta de si le gustaría enfrentarse a Hamilton. «Un cara a cara, primero en un coche de Fórmula 1 y después en una moto, porque sé que dabe pilotar una».

A pesar de que ambos todavía no han coincidido, el piloto del Repsol Honda admite haber contactado con Hamilton a través de las redes sociales: «Hablo con él a través de redes sociales de vez en cuando y sé que le encanta montar en moto y que lo hace realmente bien. Así que tengo ganas, por lo menos, de verme con él. El año pasado estuvimos muy cerca, pero teníamos compromisos y no pudimos vernos».

Hace ahora poco más de un año, el piloto español tuvo la oportunidad de comprobar en sus carnes las virtudes de un F1 gracias a un test organizado por Red Bull en Spielberg. Allí, el pentacampeón de MotoGP probó un Toro Rosso STR7 con motor V8 y más de 700 cv de potencia bajo la tutela de Mark Weebber.

«Probé un Toro Rosso en el Red Bull Ring. Fue una experiencia realmente bonita», asegura Márquez. «Hice unas 40 vueltas y fue un test de verdad. La velocidad estaba ahí, pero me faltaba experiencia. Conocía el trazado del circuito pero los puntos de frenada y el ‘downforce’ fue lo más difícil de entender«. 

Márquez cree que podría ser realmente competitivo al volante de un F1 en un circuito normal, pero descarta los trazados urbanos por su peligrosidad: «Podría acostumbrarne a uno (un F1) en un circuito normal, ¡pero no en Mónaco!. Conducir un F1 en un circuito normal está bien. Puedes encontrar el límite, pero en medio de una ciudad como Mónaco es más difícil», apostilla el dorsal #93.