Márquez iguala a Doohan con la épica pole de República Checa

Márquez iguala a Doohan con la épica pole de República Checa

Brutal pole de Marc Márquez en Brno. El ilerdense arriesgó al máximo para llevársela con gomas lisas mientras empezaba a llover y con una pista delicadísima. Le metió 2.5 segundos al segundo, Miller. Zarco, tercero.

La cambiante climatología en Brno traía de cabeza a pilotos y equipos.Pese al diluvio durante Moto2, el sol se abrió paso al inicio de la Q1 y la pista se estaba secando… pero la previsión indicaba más agua para unos minutos después. Se iba formando un carril, pero había zonas muy mojadas. Un lío para elegir los neumáticos, pues aunque todos arrancaron con los rayados variaban los compuestos.

Las KTM sorprendían en el comienzo de la repesca, con Pol Espargaró mandando y Johann Zarco, al fin arriba, segundo. Guintoli o Bagnaia acechaban y el de Granollers, por si acaso, rebajó su crono. Nakagami apartó a Zarco, pero al galo le quedaba un giro que aprovechó a la perfección. Acabó primero para desatar la alegría en KTM por su doblete. Es la primera vez que el bicampeón de Moto2 llega a una Q2. ‘Naka’, despreciado por Crutchlow, que dijo que no merecía una Honda 2020, se quedaba fuera, como Aleix Espargaró, que partirá 18º o Joan Mir, que sufrió y arrancará 19º, o Tito Rabat, 22º.

En la Q2, de nuevo, todos salieron con rayados y el medio delante. Márquez, quien menos debía arriesgar, puso compuesto medio atrás. Zarco y Pol aprovechaban la inercia y el mejor conocimiento del estado del asfalto para ponerse al mando.

Marc se llevó un gran susto cuando, en la curva 7, ya en la vuelta de deceleración, Rins le pasó por el interior. Se tocaron y el de Cervera salvó la caída por poco. El líder entró en el juego y adelantó al de Suzuki justo antes de llegar al pasillo de boxes. Allí, Álex no se achantó y se puso paralelo al de Honda, quien, con la mano, le empujó levemente.

Era el momento de correr riesgos. Marc salió con lisos, como Miller, Rins, Quartararo... Viñales había vuelto con rayados, pero retornó a boxes a toda prisa para poner los lisos. Márquez no mejoraba y Dovi, con los de agua, sí. Encima el catalán se topó con Quartararo. Andrea se ponía segundo y el vigente campeón era noveno.

Pero el heptacampeón quería marcha. Venía destrozando el crono, pero se puso a llover. Hasta pudo ver la bandera o los paraguas. Santi Hernández, su jefe de mecánicos, sufría y se tocaba la cabeza, recordando su ventaja en el Mundial. Pero Márquez no frenó. Se puso primero. Miller, también con ‘slicks’ era segundo… a un segundo.

Cuando todos padecían, él hacía ‘salvadas’ y no se amilanaba. Márquez hizo magia y rebajó su tiempo en un segundo y medio para sufrimiento del muro de HRC. Miller, su única ‘amenaza’ se caía en la curva 14. Al menos, tenía el segundo lugar asegurado. Pol fue quinto, delante de Rins. Rossi, sólo séptimo, como Viñales, noveno.