Márquez, Honda y Aprilia se beneficiarán de esta situación según Gigi Dall`Igna

Márquez, Honda y Aprilia se beneficiarán de esta situación según Gigi Dall`Igna

Gigi Dall’Igna es uno de los 60 millones de italianos que, desde hace días, está confinado en su domicilio por culpa del Coronavirus. El director de Ducati Corse está compaginando este tiempo libre forzoso junto a su familia con algunas tareas en el desarrollo de la Desmosedici GP20, un trabajo que Dall’Igna está llevando a cabo desde casa al igual que el resto de la plantilla de Ducati, cuya fábrica de Borgo Panigale permanece cerrada por la crisis del COVID-19.

El ingeniero italiano ha ofrecido una entrevista a SKY Sport en la que explica cómo está viviendo este encierro domiciliario en el que, entre canasta y canasta con su hija, intenta solucionar en la distancia los problemas que se encontraron en el último test de Qatar, especialmente los relacionados con las nuevas carcasas que Michelin ha introducido para este 2020.

«Estoy aquí con mi familia, imagino que como todos los italianos», cuenta Dall’Igna. «El estado de ánimo no es muy alto, la situación no es fácil, habría preferido que todo fuera como siempre, con el mundial ya en marcha. Pero hay que aceptarlo».

El máximo dirigente de Ducati Corse asegura estar «trabajando desde casa en aquello que puedo. Estamos intentando solucionar algunas cosas que no salieron bien en el último test, aunque la mayoría de técnicos no están activos. Nos estamos centrando en aquello que tendremos que congelar desde la primera carrera, me refiero a la aerodinámica, donde todavía podemos hacer algún cambio».

Preguntado por la posibilidad de que MotoGP arranque en el Circuito de Jerez con sus gradas vacías, Dall’Igna cree que esta solución de correr a puerta cerrada siempre será mejor que seguir aplazando o cancelando grandes premios: «En situaciones así hay que coger el mal menor, las carrera a puerta cerrada lo son, en mi opinión. Los fans podrán ver los grandes premios desde casa. No será lo mismo y tendrá un sabor extraño y antinatural. Pero estamos en estado de emergencia, de modo que son bienvenidas las carreras a puerta cerrada«.

ducati sepang

La crisis sanitaria, económica y social que está generando el coronavirus no invita a hacer planes de futuro para Ducati, aunque en Borgo Panigale confían en que este año se pueda disputar un mínimo de 13 carreras para poder coronar a un campeón del mundo: «La situación empeora día día. Es estúpido hacer planes hoy, porque mañana habría que cambiarlo todo. Estoy seguro de que las 13 carreras que se necesitan para hacer el mundial serán un éxito«.

En Ducati entienden los motivos que llevaron a Dorna a cancelar la carrera inaugural de Qatar, una cita en la que los hombres de Bolonia apuntaban al podio en opinión de Gigi: «Después de los últimos test, tenía confianza. Dovizioso en la simulación de carrera con goma usada, junto con Petrucci, le fue bien. En la parte final los tiempos aumentaron un poco, pero estoy seguro de que Andrea lo habría hecho bien como hizo en los años anteriores. Tambien vi a un Danilo mejor que en Sepang. En resumen, me habría gustado hacer la carrera de Qatar, porque podríamos haberlo hecho muy bien».

Por último, a la pregunta de quiénes son los mayores beneficiados por este retraso en el inicio del campeonato, Dall’Igna tiene claro qué pilotos y fábricas aprovecharán mejor que nadie estos dos meses extra de vacaciones: «Creo que Márquez se beneficiará de esto, porque es el que más tiene que recuperarse a nivel físico. Con estos meses de preparación adicional estará más preparado. El parón deja espacio a algunas fábricas que han tenido problemas en rendimiento y fiabilidad, hay tiempo para trabajar. Me estoy refiriendo a Honda, pero también a Aprilia, que había mejorado bastante la moto, pero tenía algunos problemas de fiabilidad y podrá apresurarse desde este punto de vista».