Las ventas de coches en 2019 caen por primera vez en seis años: los SUV ya son los más vendidos y el diésel sigue a la baja

Las ventas de coches en 2019 caen por primera vez en seis años: los SUV ya son los más vendidos y el diésel sigue a la baja

Después de seis años al alza, las ventas de coches han vuelto a caer en 2019. Algo que ya se vislumbraba cuando finalizó 2018 y que supone la primera caída del mercado automovilístico español desde 2013. Así, las matriculaciones en el recién finalizado año experimentan retroceso del 4,8 %: hasta septiembre y exceptuando abril, se mantuvieron en caída libre durante todos los meses de 2019.

2019 ha venido marcado por una nueva bajada de los modelos diésel y con los SUV sitúandose por primera vez a la cabeza, por delante de utilitarios y compactos. En lo que respecta a marcas, SEAT se mantiene como el rey indiscutible en España y con el León repitiendo como modelo más vendido.

En total, se han vendido 1.258.260 unidades entre turismos y todoterrenos en comparación a los 1.321.437 modelos matriculados en 2018. Y según las previsiones del sector, la caída continuará también en este 2020 que entra, un año que se verá marcado por los límites de emisiones impuestos desde Bruselas: a nivel europeo será un año decisivo en general para el automóvil.

Las ventas de coches en España en 2018 certifican el adiós al diésel

Y es que en 2020 entra a jugar la temida media de emisiones de 95 g/km de CO₂ para el conjunto de ventas que deben respetar los fabricantes en cuanto a sus novedades se refiere.

«Este 2020 veremos todavía mucha incertidumbre, lo que, según nuestra previsión, hará que las ventas caigan de nuevo, alrededor del 3 %. Asimismo, habrá que ver cómo encaja el sector la entrada en vigor de la nueva normativa europea de emisiones, que obligará a los fabricantes a no rebasar en su mix de ventas los 95 gramos de CO₂», señala Raúl Morales, Director de Comunicación de Faconauto, la patronal de concesionarios en España.

Las causas de que 2019 haya cerrado en números negativos en lo que respecta a ventas de coches son de sobre conocidas y continúan la tendencia iniciada en 2018, con ocaso del diésel como protagonista, así como de la llegada del nuevo estándar de homologación de emisiones WLTP, que se instauró desde septiembre de 2018 y que marcó una caída del mercado el año pasado hasta septiembre, con un ocasional repunte en abril.

El mercado particular se estrella

Uno de cada diez concesionarios de coches afirma no ser rentable, y pide más inversión en mecánicas alternativas

Si bien el dato no es ni mucho menos positivo, desde la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) consideran que el volumen en ventas superior a 1,2 millones de unidades es «un buen dato» y que está cercano al «mercado natural de España».

La caída se ha experimentado principalmente en el mercado particular, que retrocede en el acumulado del año un 11,6 %. No ocurre así con las alquiladoras y las flotas de empresa, que repuntan tímidamente 0,2 % en el caso de las primeras y un 3,1 % en el de las segundas.

Diciembre ha sido uno de los mejores meses del año en global con un incremento del 6,6 % y con un día laborable más. No obstante, hay que tener en cuenta que los números positivos de septiembre a diciembre son reflejo de la debacle experimentada en los últimos cuatro meses de 2018 a consecuencia del WLTP.

Y pese a que las ventas globales de turismos y todoterrenos cierran al alza en el mes de diciembre, el canal particular ha retrocedido en el último mes del año un 6,9 %.

«Tenemos que ser capaces de revertir esta situación, dando mensajes de certidumbre a los clientes. Desde Anfac, estimamos que el año que viene se registrarán cifras similares en ventas a las de 2019, con unos primeros meses más débiles y un segundo semestre más positivo», explica Noemi Navas, directora de comunicación de la patronal de fabricantes.

Ban

No hay que olvidar que este 2020 previsiblemente se aprobará la Ley de Cambio Climático, pues se incluye dentro de los puntos acuerdo programático del Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, que aún depende de una favorable sesión de investidura. La misma viene de la mano de las exigencias europeas en lo que se refiere a reducción de emisiones.

En el anteproyecto se recogen medidas como la equiparación impositiva del diésel a la gasolina, también contemplada en el Programa de Estabilidad 2019-2022, así como la completa descarbonización del parque de vehículos para 2050: desde 2040 sólo podrán comercializarse automóviles eléctricos. Otra de las medidas del borrador recoge la implantación de zonas de bajas emisiones para los municipios de más de 50.000 habitantes al estilo de Madrid Central o la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona (ZBE), que acaba de entrar en vigor.

En definitiva, la «certidumbre» a la que se refiere Navas será complicada en el caso del mercado particular, al menos en lo que a automóviles de combustión pura se refiere. La clave la encontraremos en el repunte de mecánicas alternativas en el mercado, con una oferta aún pobre pero cada vez mayor: no hay más que echar un vistazo a las novedades que se esperan en 2020 que en su mayoría están marcadas por la electrificación. Será esencial, por otro lado seguir ofreciendo incentivos desde las administraciones para este tipo de vehículos.

La combustión sigue mandando y el diésel bajando

Las ventas de coches caen por primera vez en seis años en 2019

2019 ha sido continuista con 2018 en lo que respecta al mix de mercado por tipo de combustible y en detrimento del diésel en favor de la gasolina. Aunque la bajada ha sido menor a la experimentada en 2018, también ha sufrido un nuevo y marcado retroceso el recién finalizado año.

Así, en el acumulado de 2019 nos encontramos con un global del 60,1 % para la gasolina y de un 27,9 % para los coches de gasóleo, en comparación al 57,5 % y 35,8% registrado en 2018 respectivamente. Si bien la gasolina sólo ha experimentado una subida de 2,6 puntos porcentuales, el diésel baja casi 8 puntos.

ENEFEBMARABRMAYJUNJULAGOSEPOCTNOVDICTOTAL
GASOLINA60,0%60,2%63,1%63,1%59,8%63,4%61,7%59,2%57,2%56,1%56,0%57,7%60,1%
DIESEL28,9%29,9%26,9%27,3%28,3%25,9%26,1%27,1%28,2%29,5%28,4%29,1%27,9%

Sea como fuere los coches con mecánica térmica siguen integrando casi el 90 % de las ventas de nuestro país (un 88 %) y las matriculaciones de modelos alternativos, pese a doblarse un año más (12 % en 2019 en comparación al 6,6 % del mix de 2018) siguen siendo tan reducidas como insuficientes.

Con el límite de 95 g/km de CO₂ impuesto desde Europa, podría ocurrir que el diésel vuelva a ganar algo fuerza en 2020, pues estas mecánicas ofrecen emisiones más ajustadas de este gas contaminante en comparación a las de gasolina. De hecho, hemos asistido los dos últimos a repuntes del CO₂ en las medidas de emisiones de los coches nuevos comercializados en Europa tras años a la baja.

No obstante, será complicado dar la vuelta al mensaje negativo hacia el gasóleo que ya ha calado en los consumidores y más si tenemos en cuenta la futura equiparación a la gasolina en materia impositiva.

Los SUV ya han desbancado a los utilitarios

Nissan Qashqai Coche Mas Vendido

El recién finalizado 2019 también mantiene la tendencia de 2018 en lo que respecta al segmento de moda, el de los SUV. Se trata de la única categoría, junto a la de los deportivos, que no ha bajado sus matriculaciones este 2019, sino todo lo contrario: se han vuelto incrementar. Con ello tiene que ver la cada vez más amplia oferta de estos modelos y que seguirá en 2020, año en el que la mayoría de los estrenos serán todocamino.

De esta manera, si en 2018 los SUV medios o compactos no pudieron quitarle el trono a los utilitarios, aunque por poco, sí lo hacen este 2019 que suben al primer puesto con 300.687 unidades comercializadas y una cuota de mercado del 23,9 %.

Desbancan así a los utilitarios que bajan al segundo puesto (256.901 unidades y 20,4 % de cuota de mercado), mientras que los compactos se mantienen en tercera posición (248.104 unidades y 19,7 % de cuota de mercado). Ambas categorías retroceden un 11,2% y un 9,1 % en comparación a 2018.

Además, los SUV urbanos siguen ganando fuerza, colocándose de nuevo como el cuarto segmento más comercializado, con 218.260 modelos vendidos. Su crecimiento ha sido del 11% y su cuota se sitúa en un 17,3 %. Las otras dos categorías todocamino, SUV grandes y SUV Premium, también crecen: 15,2 % y 14,4 %. De hecho, son las que experimentan mayor subida de todo el mix de mercado por segmentos.

Manda SEAT y el León, pero cae el Ibiza

Seat Leon 2017

En lo que se refiere a marcas de coches, encontramos los mismos actores de 2018 en el podio, pero con baile de posiciones a excepción del primer puesto. Así, SEAT repite como marca más vendida en 2019 (111.982 unidades), seguida de Peugeot (97.939 unidades) y Volkswagen, que con 94.328 matricualaciones baja al tercer cajón. En cuarta posición se sigue manteniendo Renault con 86.419 modelos matriculados.

En cuanto a modelos, el SEAT León vuelve a repetir como modelo más comercializado, con un total de 35.847 unidades vendidas en el global de 2019 y a expensas de que se estrene su nueva generación este año. En el segundo puesto encontramos al Dacia Sandero (33.880 unidades) y en tercero al también sempiterno Nissan Qashqai (30.156 unidades), que sigue siendo el SUV favorito de los españoles.

Es llamativa la caída experimentada por otro de los superventas habituales, el SEAT Ibiza, que en 2019 ha descendido hasta la séptima posición con 25.121 unidades matriculadas respecto a las 31.392 comercializadas en 2018 y que le permitieron granjearse el segundo puesto. De hecho, este 2019 al utilitario le ha ganado la partida el SEAT Arona, que bien podría denominarse como versión su SUV, lo que viene a certificar que la moda todocamino ha llegado para quedarse.

Tres son los todocamino que encontramos en los diez primeros puestos de los más vendidos del año: los mencionados Qashqai y Arona, siendo el tercero en discordia el Peugeot 3008, otro SUV medio. El resto de posiciones se lo reparten compactos y utilitarios en los que encontramos habituales como el Renault Clio, el Renault Mégane, el Volkswagen Golf o el Opel Corsa.