Hamilton aprovecha otro fiasco de Ferrari para ganar en Rusia

Hamilton aprovecha otro fiasco de Ferrari para ganar en Rusia

Ferrari acabó con un tercer puesto detrás de los Mercedes y un abandono, pese a que se dirigía a un doblete que parecía cómodo. Sainz se lució, y acabó 6º.

Hay gente que no sabe ser feliz y Ferrari parece cumplir esa máxima. La tercera de sus tres victorias consecutivas desde la vuelta de las vacaciones dejó a uno de sus pilotos enfadado y el siguiente gran premio, el de Rusia, ha dejado a los dos quemados.

Vettel se puso primero en la salida y Leclerc exigió que le devolviera el liderato. El alemán, que fue más rápido, desobedeció, y el equipo esperó al turno de paradas para dejarle en pista hasta que su compañero pudiera hacerle un undercut. Pero cuando lo consiguieron, Vettel sufrió un problema de motor y abandonó, haciendo que apareciera un Virtual Safety Car que vino de perlas a Hamilton.

Mercedes metió al inglés y se puso primero, y Ferrari se arriesgó a parar por segunda vez a Leclerc durante el coche de seguridad que salió poco después por accidente de Russell. Leclerc salió a pista por detrás de Bottas, al que no pudo adelantar, y tuvo que ver impotente cómo Hamilton se escapaba a por la victoria y el finlandés completaba el podio para los de las flechas de plata.

Y si Ferrari fue el gran perdedor y Hamilton el vencedor, el británico y su equipo se reparten los honores con Sainz. El de McLaren volvió a brillar en la salida (llegó a ser tercero) y llegó quinto a las últimas vueltas una gran actuación en la que juntó manos e inteligencia. No se metió en batallas en las que no tendría opciones, como cuando Verstappen (4º) le pasó y aunque Albon hizo valer su Red Bull y sus mejores neumáticos para dejar a Sainz sexto, Carlos deja atrás la racha negativa de abandonos.

Clasificación GP de Rusia