El holeshot de Miller no se desactivó en Silverstone: «Parecía una chopper»

El holeshot de Miller no se desactivó en Silverstone: «Parecía una chopper»

En Ducati no ganan para sustos. La primera curva del Gran Premio de Gran Bretaña pasará a la historia por el despegue de la Desmosedici  GP19 de Dovizioso. No obstante, no fue el único problema que tuvieron desde la firma de Borgo Panigale en una de sus motos. Otro de los perjudicados fue Jack Miller que vio cómo su sistema holeshot fallaba.

En unas declaraciones concedidas a GPone, el australiano comentaba lo sucedido en los primeros compases de la prueba: “Tuve una buena salida, pero no pude desactivar mi dispositivo holeshot, así que me encontré desde la primera hasta la tercera curva  como si la moto fuese una chopper. Obviamente me adelantaron por todos los sitios”. 

El piloto australiano ha señalado que se trata de un sistema que “consiste en mejorar la salida (que) no siempre se usa, pero en Silverstone pensé que sería útil. Depende de la pista, en Phillip island, por ejemplo,  no podemos usarlo porque para desconectarlo necesitas sentir una transferencia de carga”. 

“A Dovizioso le ha funcionado sin problemas», cuenta el australiano, que arrancó desde primera línea en Silverstone. «En mi caso, estando yo delante tan cerca de la primera curva, prácticamente no pude frenar. Intenté apretar un poco más los frenos, pero estando delante de todo el grupo no quería pasarme frenando. Tienes a 20 motos detrás. No fue mi mejor salida, eso seguro».

El holeshot es un sistema mecánico heredado del mundo del motocross que comprime el amortiguado trasero en las salidas para mantener la moto más recta y evitar que la parte posterior se hunda, reduciendo además el wheelie. Si bien su activación es manual -los pilotos de Ducati deben girar una tuerca palometa ubicada en la tija-, la desconexión se hace de forma automática por inercia justo en el momento en el que los pilotos frenan con fuerza.

El problemade Miller es que, estando tan cerca de la curva uno, prácticamente no tuvo que frenar, y por este motivo el holeshot siguió comprimiendo el amortiguador trasero hasta que pudo forzar su desactivación: «Fue bastante inquietante ir hacia la curva tres como si fuese montado en una chopper, intenté hacer la transferencia de peso, frenando con fuerza todo el rato.  Tuve que hacer una especie de ‘stoppie’ [ndr. frenar de golpe con el tren delantero y levantar la parte trasera de la moto] y logré desconectarlo, al final conseguí quitarlo».

Pese a esta mala salida, Jack Miller pudo remontar desde la décima posición y seguir el ritmo que estaban imponiendo Cal Crutchlow y Franco Morbidelli. No obstante, en los últimos compases de la carrera comenzó a sufrir problemas con los neumáticos y se conformó con finalizar en la octava posición, liderando la clasificación de equipos independientes.