Así fue la jugada maestra de Mercedes en Hungría

Así fue la jugada maestra de Mercedes en Hungría

El equipo alemán brindó el triunfo a Hamilton con una arriesgada estrategia.

Jugada magistral de Mercedes en Hungría. El equipo alemán ha dejado a Red Bull sin palabras tras un movimiento estratégico sorprendente que puso en bandeja la victoria a Lewis Hamilton.

Max Verstappen dominó la carrera desde el principio, con una salida sin errores, aguantando la ofensiva de Valtteri Bottas. Desde ahí, posición plácida por el holandés hasta varias vueltas después de la primera parada. Tras el pit stop del británico, el Mercedes recortó algo más de cinco segundos en un par de vueltas.

El inglés se puso a la estela del Red Bull e intentó el adelantamiento: no pudo ser en la curva uno ni en la dos. Sin embargo, Hamilton no se dio por vencido. Buscó la machada en la curva cuatro. Era inviable, y así fue. Hamilton por la escapatoria, aunque poniendo en aprietos al piloto de 21 años.

F1 Grand Prix of Hungary

A partir de ahí, el ritmo del inglés comenzó a decrecer. Verstappen se escapaba y, a falta de 20 vueltas, Mercedes optaba por parar una segunda a vez a su piloto. Montaba el neumático medio y aquí comenzó a gestarse el triunfo del inglés.

Hamilton no cometió ni un error. Récord de vuelta tras récord de vuelta. Tenía que rebajar algo más de 21 segundos. Y lo logró. A falta de cinco giros, el británico ya respiraba en la nuca del holandés. Los neumáticos del Red Bull estaban “muertos” y Hamilton no tuvo problemas para adelantar al líder de carrera en la frenada de la primera curva. Verstappen apenas opuso resistencia. De hecho, inmediatamente paró en boxes, pues sus neumáticos no daban para más.

Curiosamente, Hamilton comentó por radio que no creía al 100% en la jugada de su equipo. Sin embargo, una vez más, Mercedes demostró porque es el rey indiscutible de la era híbrida de la actual Fórmula 1.