A Rossi no le convence la Yamaha 2020 “Necesitamos mas caballos”

A Rossi no le convence la Yamaha 2020 “Necesitamos mas caballos”

Valentino Rossi tenía marcado en rojo la fecha del 5 de agosto en su calendario. Hoy el piloto de Tavullia ha mantenido su primera toma de contacto con la moto que pilotará el año que viene, posiblemente su última temporada en MotoGP, de ahí el interés de Valentino por conocer la que será su última acompañante en este baile que arrancó en 1996.

Desde que se estrenó el curso actual, tanto Valentino como su compañero Maverick Viñales le han demandado a los ingenieros de Iwata más potencia de cara al propulsor 2020 para conseguir más velocidad punta y dejar de ser las motos más lentas de la parrilla en los registros obtenidos a final de recta.

El italiano tenía mucha curiosidad por saber si esta primera versión de la M1 2020 cumplía con sus exigencias, y de momento todo apunta a que sus sensaciones no han sido las esperadas. Rossi ha valorado de forma positiva el hecho de que Yamaha les haya permitido probar la moto del año que viene tan pronto, algo que no sucedía desde hace tiempo«Es bueno haberla probado aquí ya, como en los viejos y buenos días», comentaba el de Tavullia en declaraciones recogidas por GPone.com.

Valentino confiesa «haber notado un poco más» de potencia respecto a la Yamaha de este año, pero no es lo que él esperaba: «Necesitamos algo más, caballos de verdad. No esperaba nada en particular de esta primera toma de contacto, hoy no era el día para marcar la diferencia, pero el nuevo motor no es mucho más fuerte que el actual», resumía el #46.

Yamaha2020Rossi.jpg
yamaha 2020

En cualquier, estando todavía en el mes de agosto, Valentino está tranquilo y confía en que Yamaha será capaz de evolucionar la M1 2020 durante los próximos meses: «Sé muy bien que nuestros rivales están trabajando muy duro y hoy sólo ha sido una primera prueba. Como he dicho, no he notado una gran diferencia en términos de potencia en el motor, en efecto necesitamos más. De todos modos habrá más novedades pronto, en el test de Misano a finales de mes y también en Valencia, en noviembre».

«También hemos tenido un colin y un carenado nuevos, ya que siempre sufrimos mucho con el levantamiento [wheelie] de la moto«, añade Rossi. «Luego hice algunos cambios en el setting y el equilibrio, y han salido cosas positivas y otras no tanto. De todos modos hay mucho trabajo por hacer».

Finalizado este test de Brno en el que Valentino se ha asegurado el sexto mejor tiempo -a cuatro décimas del registro de Fabio Quartararo-, el piloto del Monster Energy Yamaha MotoGP confía en que este test sea de utilidad de cara al Gran Premio de Austria que arrancará dentro de cinco días, un circuito que nunca se ha adaptadado bien a la configuración de la M1: «Sobre el papel no es uno de los circuitos más favorables para nosotros, pero hoy hemos hecho mucho trabajo en pista con la M1 que podemos aprovechar. Hemos encontrado algo bueno», concluía Rossi.